ISO 9001 e ISO 14001 en el sector de la construcción. Requisitos para su implantación, dificultades para las organizaciones y beneficios de su integración

En España, el sector de la construcción desde hace varias décadas está muy comprometido con la calidad, siendo habitual que empresas del sector se encuentren certificadas en ISO 9001. Sin embargo, también es un importante generador de impactos ambientales durante todo el proceso, que abarca desde la promoción hasta la demolición (modificación del medio, contaminación del agua, el suelo, consumo de recursos naturales, generación de residuos, emisiones a la atmósfera, ruido, etc.). Es por ello que la implementación de ISO 14001 es muy apropiada para una buena gestión de ambiental de las empresas de este sector.

Requisitos de las normas

La última versión de las normas ISO 9001 e ISO-14001 (2015) presentan algunos aspectos reseñables, como son un mayor hincapié en el contexto en el que operan las empresas; comprender y atender las necesidades y expectativas de sus partes interesadas; tener un mayor enfoque a riesgos, y que la implicación de la alta dirección sea aún más clara.

A la hora de realizar la implantación e integración de ISO 9001 y 14001, hay una serie de pautas importantes a tener en cuenta:

Análisis del contexto

El objetivo de esto es analizar el entorno (interno y externo) en el que se encuentra la organización, así como su interacción con el mismo, para poder generar estrategias que permitan una mejora continua.

Para hacer el análisis es fundamental elegir una buena sistemática o herramienta. Las más comunes son el análisis DAFO (debilidades, amenzadas, fortalezas y oportunidades) y el brainstorming.

Análisis de las partes interesadas

Para tener resultados positivos en la implementación de un Sistema de Gestión, es necesario determinar las partes interesadas (internas y externas) y sus requisitos más significativos frente a la organización.

En este punto hay que diferenciar claramente entre necesidades y expectativas de las partes interesadas. Las primeras hay que cumplirlas, ya que la empresa no puede obviarlas; mientras que las segundas necesitan de un análisis para identificar cuáles se podrán atender e incorporar al sistema de gestión.

Para las constructoras que realicen proyectos internacionales, las ONG’s y las comunidades locales de las áreas donde realicen sus obras, son grupos externos con una influencia significativa en el negocio.

Análisis de riesgos y oportunidades

Una vez conocido el contexto de la organización y sus partes interesadas, puede abordarse la gestión de los riesgos y oportunidades relacionados con los mismos. Al incluir ISO 14001, se tratarán los riesgos y oportunidades asociados a los impactos ambientales que genera la empresa (referidos a aspectos ambientales y requisitos legales). Esto es lo que hace que la integración de ambas normas resulte en un sistema mucho más completo.

Una vez definidos e identificados los riesgos, las organizaciones deberán elaborar planes de acción encaminados a eliminar riesgos, hacerlos menores o convertirlos en oportunidades.

Dificultades de ISO 14001 en el sector de la contrucción

El principal problema que entraña este sector es la complejidad en los trabajos temporales, como son las obras. Debido a la variabilidad de ubicaciones posibles, el entorno y los impactos que se puedan generar, las empresas de construcción deben realizar un análisis de cada caso concreto. Así, deberán preparar e implementar un Plan de Gestión Ambiental (PGA), donde se recojan y respeten los requisitos ambientales, la normativa aplicable y los compromisos asumidos por la política ambiental de la empresa para cada obra específica.

Contenido general de un PGA:

  1. Planificación de las obras
  2. Estructura organizativa
  3. Cumplimiento legal
  4. Formación ambiental del personal
  5. Prevención y mitigación de impactos
  6. Seguimiento y monitoreo
  7. Prevención y respuesta ante Contingencias
  8. Restauración ambiental
  9. Gestión Social
  10. Comunicación (informes ambientales periódicos, auditorías y notificación de incidentes)

Una vez elaborado el Plan, éste debe ser aprobado antes del inicio de las obras y utilizado para realizar el seguimiento de cumplimiento durante ellas. Cabe destacar, que toda modificación durante el proceso de obra debe quedar reflejado en el PGA y explícitamente aprobado.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que los impactos ambientales de una obra dependen, entre otras cosas, de las condiciones del entorno en el cual se ejecuta la misma y de los procesos constructivos (envergadura, tipo de tecnología empleada, duración, etc.). Esto supone que su consecuente análisis de aspectos ambientales sea específico para cada caso. Algunos de los impactos son comunes en la mayoría de los casos, pero otros dependerán de cada situación, de la ocurrencia de incidentes y/o malas prácticas de manejo (sinergias con Seguridad y Salud Laboral).

Por lo general, las empresas con ISO 14001 suelen tener preparadas algunas referencias básicas de los impactos más comunes que se recogen en varios grandes ámbitos: aire (emisiones, ruido y vibraciones), agua, suelo, recursos, flora, fauna, medio antrópico (afección más directa a la sociedad).

Beneficios de integrar ISO 9001 e ISO 14001

A pesar de las complejidades, como las mencionadas anteriormente, la implementación de ISO 14001 en el sector de la construcción facilita la gestión de un proyecto de construcción por la necesidad de planificar, llevar un control de la actividad y al mismo tiempo prevenir posibles incidentes, emergencias o problemas de cualquier tipo.

Cabe destacar que tanto por el deber de cumplimiento de la legislación ambiental y sectorial de aplicación, como por las Declaraciones de Impacto Ambiental emitidas para la obtención de la autorización de proyectos y actuaciones, un Sistema de Gestión Ambiental es una herramienta que facilita la labor de este sector.

Otras ventajas que puede proporcionarnos la integración de ambas normas son:

  • Reducción de los costes (disminución del uso de materias primas, agua y energía; minimización de la generación de emisiones y residuos; mejor gestión del transporte, embalaje y almacenaje).
  • Mejora de la imagen.
  • Mejora de las relaciones con la Administración.
  • Garantías económicas.
  • Incremento de la concienciación de los empleados de la organización en aspectos ambientales.

Formación en ISO 9001 e ISO 14001

La formación y concienciación de los trabajadores cobra una especial importancia en el sector construcción. Los empleados deben conocer cuales son sus responsabilidades tanto respecto a calidad, sabiendo como desempeñar sus funciones, como a medioambiente, actuando de acuerdo a unas buenas prácticas ambientales.

Sustant ofrece cursos tanto de ISO 9001 como de ISO 14001, con lo que podrá concienciar y formar a sus trabajadores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad