Pacto de los Alcaldes, PACES

El Pacto de Alcaldes es una ambiciosa coalición global de alcaldes y funcionarios locales comprometidos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la realización de metas y planes públicos con un seguimiento bianual que debe registrarse mediante inventarios de emisiones estandarizados a nivel internacional.

A través de esta iniciativa, las ciudades se posicionan para alcanzar los mismos compromisos propuestos por las negociaciones climáticas internacionales. El Pacto de los Alcaldes fue lanzado el día 23 de septiembre de 2014, en la Cumbre del Clima de Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York con el respaldo de ONU.

Actualmente (2020) han sido inscritas en el Pacto 9992 ciudades que engloban una población total de más de 317 millones de personas en 60 países, lo que corresponde a un 4% de la población mundial.

Quedan aún muchos esfuerzos por incorporar nuevas ciudades en el pacto.

Llegados al año 2020, numerosas ciudades han visto renovados sus compromisos con el pacto que se extiende a 2040 con nuevos objetivos para los participantes y las nuevas alcaldías que quieran incorporarse al pacto.

Nuevos objetivos del Pacto de los Alcaldes

Los nuevos objetivos implican que las ciudades firmantes se comprometen a actuar para respaldar la implantación del objetivo europeo de reducción de los gases de efecto invernadero en un 40 % para 2030 así como incrementar en un 27% la eficiencia energética de las instalaciones y alcanzar el 27% de fuentes de origen renovables.

Para traducir su compromiso político en medidas y proyectos prácticos, los firmantes del Pacto se comprometen a presentar, en los dos años siguientes a la fecha de la decisión de su consejo local, un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES) en el que se esbocen las acciones clave que se pretende acometer. El plan incluirá un Inventario de Emisiones de Referencia (IER) para realizar el seguimiento de las acciones de mitigación y una Evaluación de los Riesgos y Vulnerabilidades Climáticos. La estrategia de adaptación puede formar parte del PACES o elaborarse e incorporarse en un documento de planificación independiente. Este valiente compromiso político marca el inicio de un proceso a largo plazo en el que las ciudades se comprometen a monitorizar la implantación de sus planes cada dos años.

Pacto de los Alcaldes

Para más información consultar en: https://www.pactodelosalcaldes.eu/es/